Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a las últimas novedades de Bami según las categorías de tu interés.

Suscríbete ahora

Información publicada en Expansión 12/05/08

12/05/2008

Los planes de Joaquín Rivero pasan por convertir a Bami en el principal patrimonio de oficinas en España en un plazo de tres o cuatro años, según las fuentes consultadas

Gecina entra en España con la compra de la sede de BMW

Publicado el 12/05/2008, por José Sánchez Arce. Madrid

El grupo presidido por Joaquín Rivero adquiere las oficinas del fabricante de coches en Madrid por más de 55 millones. Se desprenderá de 2.000 millones en activos residenciales en París.

Gecina, la inmobiliaria patrimonialista líder en el mercado francés que preside Joaquín Rivero, ha cerrado su primera operación en España con la compra de la nueva sede corporativa del fabricante de automóviles BMW en Madrid, valorada en más de 55 millones de euros y situada en la Avenida de Burgos de la capital madrileña, explican fuentes cercanas a la sociedad.

La adquisición, efectuada a través de una sociedad instrumental creada ad hoc para esta transacción y denominada SIF, representa el bautismo de fuego de Gecina en el mercado nacional, donde Rivero viene operando en los últimos meses a través de Bami, la histórica inmobiliaria de sus orígenes que, desde el acuerdo de separación entre Gecina y Metrovacesa, ha pasado a gestionar cerca de 90.000 metros cuadrados construidos, preferentemente en la zona norte de Madrid, con un valor bruto de activos cercano a los 1.000 millones de euros.

La operación se enmarca en los planes de internacionalización de una empresa, Gecina, que cuenta con unos activos valorados en 13.250 millones de euros a 31 de diciembre de 2007. Esta valoración, que no descuenta aún el trasvase de activos a Metrovacesa por importe de 1.900 millones de euros, es superior a la de los activos franceses de Unibail Rodamco, su gran rival en el mercado galo.

Venta de activos residenciales

Los planes de Joaquín Rivero pasan por convertir a Bami en el principal patrimonio de oficinas en España en un plazo de tres o cuatro años, según las fuentes consultadas. Pese a que Rivero aún no ha desvelado sus planes corporativos respecto a la ubicación de Bami en su conglomerado empresarial, el mercado da por hecho de que finalmente será la filial española de Gecina, debido a la gran complementariedad de ambas empresas.

"Parecería ilógico e ineficiente desde un punto de vista empresarial que Rivero mantuviera dos estructuras distintas, con sus respectivos consejos de administración, y con el riesgo de sufrir divergencias potenciales entre los respectivos accionistas de Gecina y Bami", explica un experto del sector.

Paralelamente, Rivero ha puesto en marcha en Francia el proceso de venta de cerca del 50% de sus activos residenciales en alquiler, valorados en 5.058 millones de euros, que sitúan al grupo como primera inmobiliaria residencial en Europa. La venta se realizará mediante el traspaso de estos activos a una nueva sociedad denominada Resico, en la que, manteniendo el 51% del capital y, por lo tanto, el control de la gestión, Gecina dará entrada a socios minoritarios.

Con los más de 2.000 millones de euros que ingrese con la venta de estos activos, la empresa financiará su expansión en los segmentos de oficinas (es líder en París con un patrimonio superior a los 7.100 millones de euros); logística (520 millones de euros en activos) y hospitales (233 millones de euros gestionados por Gecimed, una filial cotizada bajo el régimen SIIC. El grupo cuenta actualmente en cartera con un total de 34 proyectos.

Pendientes de la Corte
Rivero ha encontrado una solución extrajudicial al contencioso que mantiene Gecina con la AMF (el regulador francés de los mercados), que ha suspendido el acuerdo de separación entre la francesa y Metrovacesa, al considerar que existe concertación entre el empresario jerezano y su socio Bautista Soler. Ambos controlan conjuntamente el 33,1% de la sociedad, porcentaje que se elevaría hasta más del 40%, una vez completada la salida de Metrovacesa, que aún controla un 26% de las acciones.

Mientras espera que la Corte de París anuncie su resolución en torno al contencioso (la semana pasada Gecina presentó sus alegaciones al tribunal), Rivero y Soler han decidido poner a la venta alrededor de un 7% de sus acciones en la compañía para que su participación conjunta no supere en ningún caso el 33% tras la escisión. La compañía ha abierto negociaciones con inversores españoles, franceses y árabes para traspasar este paquete de acciones antes de la resolución de la Corte de París.

© 2008 Bami Newco S.A. - Todos los derechos reservados - Política de protección de datos